La decisión que me llevó hasta aquí: ¿Adiós o hasta luego?

El autor de Entre Fogones muestra como no solo es un teórico

El autor de Entre Fogones demuestra que no solo es un teórico

Casi nueve meses intentando ilustrar la actualidad gastronómica. A punto de culminar un embarazo con más de un sobresalto, con algún que otro momento difícil, cuando el diablillo malvado de mi conciencia me argumentaba sin cesar que dejase de escribir este blog, allá por el mes de febrero: el trabajo-clase, clase-el trabajo, Valladolid-Medina-Valladolid-Facultad, trenes, retrasos, menos de una hora para comer, tardías salidas de la Facultad… y vuelta a empezar.

Pero en el otro lado, la parte buena de la mente me agarraba del hombro cual integrante de una cuadrilla ‘txikitera’: “Cabezones como nosotros solos, amigo, ¿vas a dejar que ese de los cuernos te convenza y haga de ti un pringado? No te comerás ni el cuello del pollo, hermano”. Fue él quien me convenció.

Bastó con recordar que en este espacio no se hablaba de otra cosa que no fuera comida, y que los míseros restos del cuello de pollo no iban a ser suficientes para atragantar a este tragaldabas, al menos, a resquebrajar las ganas de continuar un proyecto que me invocaron desde el departamento docente pero al que con el tiempo tomé mucho cariño.

Muchas veces a contrarreloj he subido noticias de última hora –y hay que buscarlas- e, incluso, he utilizado situaciones vividas por mí mismo para trasladarlas lo más fielmente posible al formato del periodismo ciudadano, eso sí, con lo de periodismo por delante. Incluso me lancé al mundo de la opinión en un tema desconocido para mí, pero que, pasadas las cuatro de la madrugada de un día cualquiera, comencé a dilucidar en mi mordisqueada cabeza que no solo se opina de Rajoy y compañía.

Suena a despedida, sí: aunque es una ilusión que puede ser pérfida dentro de pocos días. Por si acaso, he de decir al menos un hasta luego en estos momentos: más adelante, ya se verá. Como se observa, el tiempo no es mi mejor amigo, aunque el tema que en estas páginas virtuales sí lo fue por momentos: al menos me hacía escapar de una rutina que solo varía en la ropa y el catarro temporal, pintada de gris y tosiendo asfixiada a la vuelta de la esquina.

El veredicto llegará en poco tiempo. Hasta entonces no me invocaré a nadie, ya que no me creo nada de eso. Sí esperaré a la decisión de la justicia. Que se pronuncie pues.

¡Salud!

Anuncios
Published in: on junio 6, 2009 at 11:00 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://entrefogones.wordpress.com/2009/06/06/la-decision-que-me-llevo-hasta-aqui-%c2%bfadios-o-hasta-luego/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: