Más adelante habrá más

uvas1

No sé que me da que aunque en Rueda digan que se han recogido menos kilos de uva que en años anteriores, el resultado de este año va a ser mucho mejor. Es evidente que las bodegas de la Denominación de Origen de Rueda no viven solo de los verdejos y Sauvignon que se despachan en los bares de la comarca, pero la gente cada vez tiene más incrustada en su percepción de la cultura del vino que el Rueda o el Rueda Verdejo son esos vinos que hay que tomar a medio día. Y por la tarde.

No me gusta hablar mucho ni porfiar demasiado, pero me estoy oliendo una victoria del 2008 en las ventas de contraetiquetas respecto a años anteriores. Estos últimos mediodías me he fijado minuciosamente en lo que se despacha en los bares, y las barras parecen una representación viva del día y la noche, de lo claro y lo oscuro, de Rueda y la Ribera del Duero. Y precisamente los Ribera no ganan por mayoría, sino que se han equiparado muchísimo en el mármol.

Los Yllera, que ya cuentan un cuarto de siglo en Rueda, los de Castilla la Vieja, que son perros viejos y saben que Palacio de Bornos llama más, o los Matarromera, que con un diseño moderno de la bodega Emina en Medina del Campo, han sabido vender sus productos y colarse en la sociedad castellana muy abonada a la cultura del vino. Y no solo a los claretes de 50 céntimos, que no están mal para salir del paso, sino a, como comento, los suculentos vinos blancos de Rueda y las Tierras de Medina.

Que el sector del vino sea de los pocos a los que la crisis no les afecta tanto no es nada nuevo, pero que incluso van a batir récords va a ser un hecho. Me voy a guardar en la cartera un papel en el que ponga: Más adelante habrá más. Y lo habrá.

Published in: on noviembre 30, 2008 at 9:34 am  Dejar un comentario  
Tags: , ,