Codorniz con chocolate

Carlos Valentí se hizo con el premio en un podio inundado por cocineros vascos

VALLADOLID- Un bizcocho que acoge en sus brazos a una codorniz cocida con sabor a chocolate. Ese es, grosso modo, el pincho triunfador en la ya pasada IV Edición del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas ‘Ciudad de Valladolid’. Carlos Valentí, un madrileño que calienta en los fogones del restaurante ‘Baby Beef Rubayat’, ha conseguido embolsarse 6.000 euros correspondientes al primer premio y recibir los aplausos de maestres, personalidades cercanas al mundo gastronómico e incluso de los políticos asistentes. El jurado, presidido por el maestre madrileño Paco Roncero, se regodeaba con el gran nivel que este año se ha dado cita en la carpa de Recoletos vigilada muy de cerca por José Zorrilla.

Si algo no podía faltar era un vasco entre los primeros clasificados. En esta ocasión fue Iñigo Elorriaga, que desde la localidad vizcaína de Amorebieta llegó a Valladolid con un bombón de foie en representación del restaurante ‘Borona Jatetxea’. 3.000 euros para Iñigo y 1.500 para Ernesto Aller, un pamplonica del restaurante ‘Baserri’ con la típica Huerta del Cubo de tierras navarras.

Entre autoridades –Javier León de la Riva, Mercedes Cantalaprieda y el Presidente de la Asociación Provincial de Hostelería, José Ramón García- y el sabor que dejaron los maestres invitados, los premiados se hicieron la correspondiente fotografía de la victoria.

Pero no solo ganaron ellos. El jurado ofreció tres premios ‘accésit’ que no fueron precisamente rechazados. El más innovador fue José Luis García, del ‘Victoria Café’ de San Sebastián, que presentó a los asistentes el Pintxo Gilda; el concepto de tapa se lo llevó el restaurante barcelonés ‘Inopia’, con Chema Martínez y su Pulga Mallorquina Inopia como representantes y, como sexto -que no último- premio, fue el de Santiago Domínguez, del Restaurante Santiago, que recibió el reconocimiento a su trayectoria profesional.

Tres vascos en total quedaron entre los diez primeros, representantes de una de las cocinas con más arraigo nacional e internacional. Sin embargo será la tapa de un madrileño, el ganador Carlos Valentí, la que hasta el domingo y por 1,5 euros se podrá degustar en el bar Monte Coronas de la calle Renedo.

‘El pincho sin sabor’

Una vez más el cocinero y showman cántabro Juan Angulo se hizo notar en la carpa de Recoletos. Como broma está bien, pensarían algunos, pero cuando se dieron cuenta de la dedicación que le presta Angulo a sus investigaciones gastronómicas el recinto se convirtió en una caja de resonancia para los múltiples aplausos.

‘Los cuentos de Hoffman’ sonaban en la gramola que el cocinero cántabro colocó junto a su mesa de trabajo, en la que el agua era su único producto de elaboración. Y unos peces que revolvían el agua de una copa. Pero ese líquido inodoro, incoloro e insípido, aunque pueda parecer pobre, se puede manifestar de muchas maneras. Así lo hizo Juan Angulo, que la presentó en estado natural pero también helada, en aire o en forma de gelatina. Como la película: 21 gramos de pincho.

Published in: on octubre 23, 2008 at 6:33 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , ,